Sunny Weather Report Ashburn, United States Of America +35°F, Sunny

Omar Vizquel no tiene planes para dejar el beisbol

Omar Vizquel no tiene planes para dejar el beisbol

Abril 29, 2011.- La personalidad de Omar Vizquel, según el capitán de los Medias Blancas Paul Konerko, “realmente no concuerda con un tipo que ha entregado su vida al béisbol”. A Vizquel le encanta el arte – y no sólo el arte de hacer jugadas a mano limpia desde el hoyo en el campo corto. El venezolano lleva diez años pintando, frecuenta los museos y galerías en todas las ciudades que visita, le fascina tocar los timbales y hasta tiene un CD con su hermano.

Pero aun así este “hombre de letras” no pretende renunciar a los apretados vuelos, el servicio al cuarto de los hoteles ni las visitas al gimnasio a primera hora de la mañana.

Vizquel cree que su vida pertenece al béisbol – y es lo único que quiere hacer.

“Quiero seguir haciendo esto durante otros 50 años, porque creo que es el mejor trabajo del mundo”, expresó el veterano de 44 años esta semana en el Yankee Stadium, donde los Medias Blancas disputaron una serie. “Creo que es muy divertido. Me refiero a que viajas por todo el país gratis, te quedas en los mejores hoteles. Es un gran trabajo”. Aparte de la baja de su juego debido a la edad que eventualmente los obligan a retirarse, los jugadores tienden a dejar el béisbol por dos razones: Edad y deseo de seguir jugando. Existe la carga física que una temporada de 162 juegos genera en el cuerpo, y luego está el aspecto del desgaste mental que esto trae consigo.

Vizquel cree que esto último nunca será factor para él. En la medida que pueda todavía jugar a nivel de Grandes Ligas, el venezolano quiere seguir haciéndole.

Quizás juegue para siempre.

“Creo que si espera no jugar bien en algún momento de su vida(podría decidir retirarse)…pero quizás eso nunca le suceda”, dijo Konerko.

Y aun más impresionante es lo productivo que sigue siendo. A sus 43 años de edad el año pasado, Vizquel vino al rescate de los Medias Blancas cuando el antesalista Mark Teahen estuvo por debajo debido a una lesión e inconsistencia. El venezolano tomó su lugar de manera admirable en una posición que nunca había jugado mientras registró un porcentaje de embasarse de .341 en 89 juegos como titular.

Ahora, como el segundo jugador activo de más edad en Grandes Ligas -sólo detrás del nudillero de los Medias Rojas Tim Wakefield, quien cumplirá 45 años en agosto — Vizquel es un lujo en la banca de su compatriota, el manager de Chicago, Ozzie Guillén.

“Realmente llegó al rescate para nosotros el año pasado, y continúa haciéndolo”, dijo Guillén. “Cuando lo pongo ahí como titular siempre cumple. No es algo fácil de hacer”.

Sin importar para qué organización esté jugando, la posición que juegue o con qué frecuencia integre el lineup, Vizquel nunca quiere dejar de jugar.

El veterano quiere seguir jugando hasta que nadie requiera de sus servicios. Y eso no ha sucedido hasta ahora.

“Por alguna razón, la gente me sigue llamando para jugar porque ven algo en mí”, manifestó Vizquel, quien cuenta con un porcentaje de embasarse de .323 en 31 turnos al bate este año. “No creo que me tengan aquí por mi nombre ni porque haya ganado cierto número de Guantes de Oro. Creo que estoy aquí porque merezco estar aquí y porque todavía puedo jugar béisbol”.

A menos que suceda algo imprevisto en los próximos seis meses, Vizquel tiene contemplado jugar la próxima temporada. Pero aun con ese deseo de jugar, el veterano admite que en algún momento de su carrera -y quién sabe cuándo llegará ese día- el teléfono dejará se sonar. Y cuando eso suceda, Vizquel tiene en mente convertirse en timonel.

En cuanto al futuro de Vizquel en Cooperstown, si es que tiene uno, aún está por determinarse.

Debería ser una fácil elección.

El porcentaje de fildeo de Vizquel de .985 es el mejor en la historia para un shortstop, y sus 11 Guantes de Oro ocupan el segundo sitio en esa posición detrás de Ozzie Smith con 13. Pero sus números a la ofensiva son aun mejores. Comparado con Smith, Vizquel tiene un mejor promedio de bateo (.273 a .262) y un mejor OPS–porcentaje de embasarse más slugging– (.692 a .666). Tiene más hits (2,807 a 2,460) y ha anotado más carreras (1,416 a 1,257). Pero por alguna razón solamente ha estado en tres Juegos de Estrellas, comparado con las 15 veces de Smith.

Llegar a los 3,000 hits – una hazaña posible pero a la vez remota debido a la falta de tiempo de juego – podría aumentar sus posibilidades de llegar al Salón de la Fama, pero incluso el mismo Vizquel desconoce el nivel de apoyo que tendrá entre los votantes.

“Creo que obtendría el 50% (de los votos), pero necesitas 75; ése es el problema”, reconoció. “No lo sé, será difícil. Depende de quiénes serán tus rivales en la votación y todo eso”.

Eso no debería importar. Vizquel integra un escaso grupo de los más grandes campocortos de todos los tiempos, sin importar cuántas veces haya estado en el Juego de Estrellas ni cuántas veces haya ganado la Serie Mundial. Cuando decida retirarse como pelotero, su próximo paso – además de querer ser manager, quizás – debería ser su selección a Cooperstown, N.Y.

Pero para eso el venezolano primero tendrá que decirle adiós al béisbol como jugador.

“Creo que pertenezco al béisbol”, expresó Vizquel. “Tengo mucho que ofrecer, no sólo en el juego sino en el aspecto mental”.


No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*